26 nov. 2005

Te acompaño

Pon ojos a la palidez.
Dale visión al que ya no respira,
Golpeando la sensatez,
Hasta que descanse junto a la ira.


Date prisa, mañana.
Antes te veo, antes te vas.
Por un manto negro arrastrada,
A tu soledad, mi salvedad.


No sin motivos, te alejas.
No sin piedad… pero doliendo.
Sin rumbo fijo, vas de teja en teja.
Y yo con poca edad… voy muriendo.


Tira huellas de humo al viento,
Las seguiré donde me lleven.
Que dance mi alma al son del lamento,
Que las alcance y se enamoren.


Rompe de un pestañeo,
El espejo de sombras azules.
Da nombre a tu mayor deseo,
El que por momentos, te aturde.


Entonces descansaré,
En mi refugio de engaños.
Si te acercas, te oiré,
Y yo, mendigo, te acompaño.

9 nov. 2005

¡BASTA!

Cuando el mundo diga ¡basta!
cuando los ríos sean de sangre
y las montañas de muertos,
luego, nos daremos cuenta.

Cuenta de un mundo superficial,
egoísta y desigual,
cuenta de nuestra impotencia,
ignorancia y frialdad.

Luego yo me pregunto:
hasta cuanta es nuestra incultura
que ni ahora nos damos cuenta
del daño que nos estamos haciendo.

¡Sufrid! hijos del mal,
¡reír! ahora que podéis,
que cerca esta vuestro final
porque juro que pagareis.

¡Resistid! compañeros,
¡luchad! hacia la gloria,
decidles el último adiós
que cerca esta la victoria
Cuando el mundo diga ¡basta!
cuando el agua sea de sangre
y la tierra de muertos,
luego, nos daremos cuenta.

¡VOS!, LOS DE AHÍ ARRIBA

Este mundo anda perdido
entre la miseria,
este mundo no vale pá ná
solo lo que te pidan.
Somos naufragio del silencio
vos nos lo mandáis.
Somos quienes os trabajamos las tierras
vos no nos lo pagáis.
Aquí abajo en el desván
pedimos un poco de comprensión
que nos echen un poco de agua y pan
para poder criar a nuestros hijos.
Que el día de mañana,
serán ellos quienes trabajen para vos.
¡Pero que no os dais cuenta
que no os interesa la marginación!
Pá arriba solo miramos
cuando vos lo pedís,
como una simple obligación,
como una condena al sufrimiento.
Queremos salir del agujero,
estamos artos de tanto pisoteo
por una vez reclamamos
nuestros derechos humanos.
Tenemos las manos cansadas
se nos esta agotando la paciencia
somos muchos los que necesitamos
pero poco lo que pedimos.
Cerrados entre caminos
no hay dirección a la que poder ir,
sin llave que nos pueda abrir
la puerta de la igualdad.

No encontraremos la justicia
ni la libertad que tanto ansiamos
solo la humillación que tanto odiamos
de los de ahí arriba.
Aquí abajo en el desván
pedimos un poco de comprensión
que nos echen un poco de agua y pan
para poder criar a nuestros hijos.
Que el día de mañana,
serán ellos quienes trabajen para vos.
¡Pero que no os dais cuenta
que no os interesa la marginación!
¡Parad de escupirnos ahí abajo!
¡Parad de gritarnos con órdenes!
¡Basta de insultos y risas!
Solo trabajamos para vos.
Abrir los ojos de una vez
¡ante todo la dignidad!
compartid todo lo vuestro,
ayudad a quienes os necesiten.

8 nov. 2005

Volveré a pasar

Volveré a pasar
Por las calles de las mil pisadas.
No te oiré cantar,
Cuando calles, saldré de mi casa.

Pero al salir
Se me cruza el tormento.
Fingir es lamento,
Y si la vida es un cuento de hadas,
Mi rey esta muerto,
Y mis hadas mojadas,
Por gotas de agua
Que caen es sus esquinas
Que con pasión pagan,
Por ninfas divinas.

Ya lo ves,
Todo sigue igual
En la azotea del deseo
Nada se cumple,
Todo es mentira.
Mojo mis pies,
Recogiendo gotas entre los dedos
Triste es,
Triste es mi vida.

De nacer
Sólo recuerdo el olvido,
Al querer,
Me acuerdo de ti, dolorido.
Y después,
Cuando ya este cerca la noche
Me caeré,
Sabiendo que tu nunca me recoges.

Volveré a pasar
Por las calles de las mil pisadas
Volveré a pasear
Por los bares, a mi alma desdichada.