22 ene. 2006

Mi alocada flor

Manos caprichosas,
Mieles de piel codiciada,
Rosas que resultan bromas,
Rozaduras en piel inflada.


De no quererme, un beso,
Si me quisieras, algo más
Besos de principio en retroceso,
Algo más preparado para amar.


Desvelos a pie de cama,
Besos de whisky con sal.
Sal por mí de madrugada.


Coraje que disloca lo preciso
Por mi bien, rebusco sin mal,
A mi alocada flor de lo precioso.

Como noche

Trazar lamentos sobre,
Líneas de blancura espesa,
Rezar por que no se nombre
Días de muerte expresa.


Dorados paladares,
Fruta inoportuna,
Labios y malestares,
Dolores sabor a puta.


Dureza de tipo blando,
Rasgos de amor impertinente
Por ti, sigo hablando.


Rocío de gotas dolientes,
Caen como noche, mojando.
Sabiduría en tonos ignorantes.

Ninguna más

En la apariencia rota,
Un descuido, olvidado
Un mal sabor a nado
En aguas donde no se flota.


Mentiras que vuelven,
A la carga en días de lluvia
Gotas de miel que conmueven
Diluvios secando furia

Caos expresivo de voz sorprendida,
Flores que marchitan al compás,
Luces en la clara oscuridad.


Soledad sin ti compartida
Razones presas de entidad
Solo una, ya sabes, ninguna más.