29 ago. 2007

Reflexiones de cambio

He avanzado con lo puesto
por lugares de nunca pisar,
con lo mío y con lo nuestro,
con la vida aún por revisar.

He sido conformista ciego
con ojitos de ver oscuridad,
velocista y fondista de ego,
trotador de sueños sin verdad.

Me he ocultado en mil sombras
donde encontré inestabilidad,
buscando un brillo, que de sobras,
sabía que no lo iba a encontrar.

Aguardé y sigo esperando ese algo,
que ni sé qué es, ni sé dónde está,
que significa todo a quien va falto
de autoestima, orgullo y felicidad.

Aprendí que el final cabe en un instante
he rebotado por mi pasado al renacer,
me he visto con triste y claro semblante
de alguien sin rumbo alguno y sin deber.

Ahora quizás se produzca variación,
Ahora es posible que vuelva a empezar,
antes fue momento de volar sin razón,
ahora si despego será al raciocinar.

3 ago. 2007

Si te siento y respiras

Recuerda mi cara por si un día te aburres,
dibuja sonrisas de mi gesto en las nubes
y vuelve a entretenerte besando mis labios.

Remienda las noches con parches de luna,
estate volando sin rumbo en la bruma
hasta encontrarme y caer en mis brazos.

Carga con las penas tus mochilas vacías,
vende al por mayor las jornadas perdidas,
y cuida de saberme antes de enjuiciarme.

Alarga tu vida para hacer que te cunda,
anida a tus pechos en hojas moribundas,
que ya vendré yo a soplar y a adorarte.

Y cuando amanezca estarás en mi vida,
haremos las cosas que fueron prohibidas,
pero que nos gustan porque nos desgasta.

Rompe mis labios a mordisco encendido
que lamer tu piel es mi pecado vivido;
seremos los golpes de aire en las camas.

Abrazarte, abrazarme; tus brazos: mi mundo.
Rompo en carrera en descenso y me hundo,
pero sé que resurjo si te siento y respiras.

Entonces, aún perdido, con los ojos cerrados
sabré mi camino, porque acaba en tus labios,
y cuando yo arribe estallaré en mi alegría.